En Oaxaca, la organización sin fines de lucro Innovando la
Tradición ha pasado la última década construyendo un
modelo para promover y sostener la tradición de la cerámica
que está desapareciendo en la región, y que se remonta a
3,000 años de antigüedad. “El barro está tan arraigado a la
historia de México”, dice el cofundador Diego Mier y Terán, “y a
la humanidad”.

Leer articulo completo